viernes, 15 de junio de 2007

Amistad


Los amigos. Extraños seres que te has encontrado a lo largo de toda tu vida, en las situaciones, lugares y circunstancias más extrañas. ¿Alguien se acuerda de su primer amigo? Yo sí. Se llamaba Luci (bueno, no se ha muerto…se llama Luci), y era una niña que vivía en la casa de al lado en una urbanización donde vivía. Teníamos 4 años, creo. Sé que era mi amiga porque tengo la sensación de haber pasado muchísimo tiempo con ella, no sé haciendo qué, pero estuve viviendo allí dos años así que tiempo hubo...; y sin embargo solo tengo dos recuerdos claros de ella. Uno es que tenía una bici de color blanco, y el otro es que, una vez, su madre había desgranado unas granadas (las frutas, que últimamente la gente por nada se tira al suelo…) para hacer una tarta. Tenía guardados los granos en un bol, con un trapo encima, y Luci y yo nos las comimos… ¡Ah, tengo otro recuerdo de ella! Le encantaba el mazapán (yo lo odiaba…). Y eso es todo lo que recuerdo de ella. Es un poco triste, ¿no? Vete a saber la cantidad de tiempo que pasamos juntos y solo me acuerdo de esas chorradas. Lo último que supe de ella fue que estudiaba cocina en Santa Cruz (la capital…para los no-tinerfeños).
Y eso no es lo más triste. Lo más triste es que en realidad eso te pasa con una gran cantidad de amigos. Desde preescolar hasta ahora. Es flipante como puedes llegar a considerar tu mejor amigo a alguien que dentro de un par de años, aunque tú no lo sabes, se reducirá al recuerdo de su bici blanca y las granadas de su madre. Es patético. La diferencia entre los 4 años y los 21 es que a medida que creces te va doliendo más perder a tus amigos. Bueno, y no digamos a la familia…sólo que ellos siempre están ahí (hasta que no están, claro, y entonces todos nos llevamos las manos a la cabeza)
Hay muchas cosas que te hacen distanciarte de tus amigos. La primera de ellas, y la más importante, es la distancia. Al venirme a Madrid me distancié de gente que consideraba esencial en mi vida; que significaba mucho para mí, y que ahora, aunque les recuerdo con cariño, ha pasado a ser algo secundario. Por suerte al venirme conservé algún amigo porque también se había venido, y gané muchos nuevos que conocí aquí. Me duele decirlo, pero, aunque conservo algunos de mis amigos de Tenerife pese a la distancia, hay muchos que se han borrado. No sé si habéis visto la película “Olvídate de mí”, de Jim Carrey y Kate Winslet. No voy a contárosla, pero en ella, parte del argumento se desarrolla porque hay un grupo de doctores que se encargan de borrar de la mente (a petición del cliente, claro) a personas concretas que has conocido, sin dejarte ni rastro de ellas. Así me siento con muchos de ellos, como si los hubieran borrado de mi mente, porque ya casi nunca me acuerdo de ellos.
Ahora bien, ¿significa eso que mis amigos de ahora, en unos años, van a ser borrados radicalmente de mi cabeza? ¡Pues vaya una mierda! Ya sé que las amistades se pierden, pero hay personas sin las cuales no me veo, personas en las que me apoyo en gran medida a día de hoy, y no quiero creer que tarde o temprano voy a perder tanto el contacto que ni pensaré en ellas. Es muy triste.
La tesis de todo esto es, primero, que deberíamos preocuparnos más de conservar a nuestros amigos. ¡Joder, que ya no hay que escribir cartas que tardan meses en llegar! Ahora hay teléfonos, e-mails…; y segundo, que las compañías telefónicas deberían bajar las tarifas telefónicas… ¡Cabrones manipuladores!

5 comentarios:

Fe dijo...

que pasa super lio!!!
te deseo mucha suerte con tu blog...
Joé, que largas tus entradas, me llevará tiempo...
Aquí tienes mis dos blog:
oldpiratesmaster.blogspot.com
ioelamiamoleskine.splinder.com
hasta pronto, y a ver si tocamos hoy!!!

Eli Zubiria dijo...

Siempre he pensado que la amistad se lleva dentro del corazón que no es necesario estar físicamente con la persona para saber que esta ahí.
También creo que los verdaderos amigos se conservan siempre a pesar del tiempo, la distancia y las circunstancias. Aunque sólo se den señales de vida una vez al año, con los verdaderos amigos esos encuentros, aunque escasos, suelen ser muy especiales y hace que se distingan del resto de la gente convirtiéndolos en excepcionales y únicos.
Cierto es que con el ritmo de locos que llevamos todos hoy en día a veces se nos olvida recordar a ese amigo lo especial que es para nosotros. Así que, Lio, aprovecho este comentario para recordarte lo especial que eres para mí.
Un besito,
Y sigue con la weblog que me gusta mucho!!

Eli! dijo...

CEREBRO CEReBRo CEREBROOOOO...cerebro kon patatass...y guisanteess...

Yo soy de las pardillas q tras años separada de los antiguos amigos de siempre se exa a llorar si se entera de q ahora se pasan kon la koka y tienen juicios cada seis meses...y piensa q no estuvo lo suficiente a su lado...y...se sigue olvidando de llamar a los q se estan alejando...

y aun así hay gente q tras meses y meses...vuelves a ver y todo sigue iwal...esos son los de verdad, q en media hora les pones mdio al dia y saben komo t sientes y qué decirte, auqn no sirva más q para hacerte reir.

Abogo por la bajada de los precios!!!! y por que nos invites a tenerife ( pa no olvidarnos de ti este verano ;) )


SONRIEEEEE

lola dijo...

a lo largo de los años he dejado muchos amigos atras.amigos del cole, del intituto...muchas veces me he sentifçdo mal por haber permitido perder relaciones que un dia se forjaron y que fueron especiales, al encontrame casualmente con un compañero del colegio y decirme que se sigue viendo con "fulano" o "mengano" y yo?? que amigos he conservado de aquellos años con historia? ...he dejado muchas "amistades" atras, pero hoy en dia no lo hecho de menos.miro para atras y recuerdo todo eso con cariño, pensando en que ojala hubiera guardado algun colega de colegio y recordar nuestras batallitas, pero si eso hubiera pasado ahora no tendria a los amigos que tengo ahora.
la vida que he llevado me ha separado de los amigos de mi infancia,de la adolescencia...pero he ganado unos pocos pero GRANDIOSOS amigo@s.yo tampoco me veo sin ellos, y por mi parte siempre voy a poner todo el empeño del mundo por mantenerlos.nuestras vidas son un largo camino repleto de personas que vienen y van, unas se quedan y otras se van pasando con as o menos gloria.los amigos de verdad siempre van a estar en ese largo camino,sea a 3 minutos de tu casa o a 3 horas, la cuestion es que pase el tiempo que pase se que mis amigos, por muy lejos que este van a seguir siendo mis amigos.
un beso lio!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Perder amigos y hacer nuevos es algo desgraciadamente normal.
Inevitable por el propio curso de las vidas.Es algo que a mi también me entristece mucho..
Sin embargo hay amigos que duran para toda la vida, o por lo menos conozco personas que se siguen manteniendo la amistad con amigos de la infancia.
Lo que pasa es que no es posible conservar a todos los que querriamos.
Este ir y venir de amistades tenia que tener algo positivo, y esto es que te permite conocer a muchas mas personas, y que cada cual te aporta algo diferente aunque tambien sea dicho que pocas personas le aportan tanto a uno como los amigos de verdad.

en fin Lio,
supongo que lo que nos queda es acabar con la tipica frase que dice
que así es la vida

por cierto he comentado en varias entradas tuyas, me alegro de haber encontrado tu blog.

suerte!